Disciplina y dedicación para una historia de éxito

Compartir
Publicado el Lun, 2016-12-05 11:47

El actual alcalde de Cieneguilla formó parte de una de las primeras promociones de la Escuela de Técnicas de Ingeniería Electrónica. La formación recibida, aún en su vida política, sigue vigente.

Emilio Chávez Huaringa es uno de los primeros egresados de la Escuela de Técnicas de Ingeniería Electrónica de Senati, pertenece a la segunda promoción e inició su preparación en 1994, año en el que un profesor de la Universidad del Callao, donde estudiaba por esos tiempos, lo motivó a postular. Chávez se interesó en Senati por un tema en especial: le generaría la posibilidad de practicar o trabajar en el corto plazo, y así fue. Ya en el tercer ciclo estaba haciendo prácticas. Recuerda claramente que se trataba de una preparación acentuada, “no habían vacaciones”, pues estas eran dedicadas a su preparación en el campo.

“En la escuela había un ambiente sumamente familiar, como recién se iniciaba los alumnos de electrónica nos conocíamos entre todos. Los profesores conocían a los alumnos de manera personalizada. Recuerdo que mis primeras prácticas las hice en ollas Récord, por cuatro meses, fue muy interesante. En realidad era un trajín distinto a la universidad porque nos quedamos casi todo el día en la Escuela, para mí era complicado porque tenía cursos en la mañana, llevábamos talleres en la UNI por la tarde, era difícil”. En ese sentido, recuerda que tuvo que tomar una decisión entre Senati y la Universidad, y ya sabemos que eligió el primero.

Chávez es actualmente alcalde del distrito de Cieneguilla. Se trata de una persona muy activa, en constante preparación y ávida de aprender. Apenas toma una decisión para emprender algo busca preparación académica que lo ayude a comprender el tema y sobre todo a aplicarlo con conocimiento de causa. Se interesó por la electrónica, estudió en Senati; se interesó por el arbitraje, estudió en la Federación Peruana de Fútbol (es árbitro profesional); se enteró que tenía aptitud para la labor social y política, estudió Gestión Municipal.

La mayor parte de su carrera profesional la hizo en el área de electrónica digital, teniendo como base todo lo aprendido en Senati. Esta especialidad la empezó a forjar en los últimos años cuando ingresó a hacer prácticas en IBM, ahí se involucró con el tema digital y de sistemas. Poco tiempo después ingresaría a lo que era el Banco Orión, que luego de múltiples fusiones y compras pasó a ser parte del Grupo Scotiabank, donde Chávez asumió distintas responsabilidades y en el cual permaneció desde el 2002 hasta el 2010.

“Comencé como parte del equipo de sistema de soporte técnico, pero a medida que pasaron los años comencé a asumir responsabilidades, es así que en el 2007 el Scotiabank me envía a Guatemala porque había comprado un banco en ese país y fui a implementar la parte de sistemas. En el 2007 asumí el soporte técnico de Crediscotia”, recuerda.

No hay nada que el alcalde Emilio Chávez valore más que la disciplina. Es parte de su normativa de vida, la aplica en todas sus actividades, desde la familia, hasta la propia alcaldía. Indica que la disciplina demuestra lo responsable que eres. Este valor lo aprendió en Senati y es algo que lo ha marcado aún hasta hoy. La disciplina ha sido el motor que lo ha llevado a conseguir los logros en la vida, aún en la política.

La historia de cómo llegó a ser alcalde de Cineguilla no es para nada casual. Chávezes una persona preocupada constantemente por el tema social. El haber estudiado en un colegio parroquial ha generado que se vincule a problemas de su comunidad a través de las actividades que se realizaba en su iglesia. Ya en el 2002, con un grupo de amigos, se había vuelto una persona con ganas de transformar su comunidad y su distrito.

A los 26 años decidí postular a la alcaldía, habían catorce candidatos, quedé en tercer puesto. Eso me motivó a continuar y a prepararme, en el 2002 por las noches comencé a estudiar un diplomado de gestión municipal. En el 2006 volví a postular a la alcaldía compitiendo con diez candidatos, quedé en el segundo puesto, esto coincidió con el ascenso que recibí en el Grupo Scotiabank. Yo ya no pensaba volver a la política pero en el 2008 un grupo de vecinos me pide volverlos a representar, por eso postulé en las elecciones del 2010, y aquí estoy”.

El héroe de esta historia tuvo que retirarse del banco, pese a que le dieron licencia por cuatro años para dedicarse a gobernar, tenía al inicio algo de inseguridad. La disciplina del Senati fue uno de los aspectos que lo ayudó en la tarea de dirigir las riendas de su distrito. Recuerda que en Senati le inculcaron que los alumnos estaban preparados para grandes cosas y eso le estaba sucediendo a él en ese momento en que asumió la gestión municipal. Asimismo, recuerda que sus profesores le habían dicho que para cada problema había tres soluciones distintas: “el más sabio y preparado escogerá la mejor” y parece no haberse equivocado en sus decisiones puesto que fue reelegido en el 2014.

“Cada problema tiendo a analizarlo, Esto viene de mi preparación en la Escuela de Técnicas de Ingeniería Electrónica, donde nos impulsaban a analizar mucho las cosas. Me siento orgulloso de haber conocido a personas maravillosas que me inculcaron, en electrónica, el conocimiento técnico y sobre todo la formación:
eso implica el profesionalismo para tomar las cosas, el tiempo que debemos solucionar los problemas, empaparte bien de ellos, y sobre todo estar siempre actualizado para tener los conocimientos para poder enfrentar una situación de ese tipo”, señala.

Chávez indica que hoy Senati es una institución que ha ganado muchos años de experiencia en nivel técnico, pero más aún ha ganado impulso con la fuerte inversión en tecnología que ha hecho en cada una de sus carreras técnicas. Indica que si tuviera nuevamente que elegir una institución técnica, volvería con ojos cerrados a las aulas del Senati.

Chávez hoy ha decidido dedicarse por completo a la política. Cree que en este campo puede ayudar mucho más a su comunidad, pero no lo hace a tientas y esperando ver qué logra. Nuevamente la palabra disciplina llega a la conversación, en ese sentido está tomando disciplinadamente clases de derecho en una universidad para involucrarse de lleno en su formación política y hacerlo bien. Nuevamente recuerda las frases de sus profesores en el Senati respecto a las decisiones que debe tomar y cree que esta última es la correcta.

 

 

SENATI Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial
Av. Alfredo Mendiola # 3520
Independencia
Lima

Todos los derechos reservados © SENATI 2011